Vista del puerto de Palma con los seis cruceros. | Gabriel Alomar

5

El puerto de Palma mostraba este lunes una imagen propia de pleno verano. Seis buques de crucero coincidieron en la dársena de Ponent, lo que supuso alrededor de 20.000 cruceristas. La mayor parte contrataron excursiones con visitas a la ciudad y el resto realizaron transbordo con embarque y salida por vía aérea, en conexión con ciudades de Gran Bretaña y Alemania, dos de las nacionalidades predominantes aeste martes junto con la italiana.

Los buques y los puertos de procedencia y destino fueron el Costa Diadema (Barcelona-Civitavecchia), MSC Fantasia (Cannes-Barcelona), Mein Schiff 1 (Maó-Barcelona), Costa Fascinosa (Valencia-Palermo), Thomson Majesty (Maó-Alcúdia) y Nautica (Cannes-Barcelona).

No es la primera vez que se registra un ‘lleno’ de estas características en octubre. La temporada turística continúa especialmente en el sector crucerístico, cada vez mas desestacionalizado.