Imagen de archivo del poblado de Son Banya. | T. Ayuga

33

El alcalde de Palma, José Hila, dejó claro este martes que desmantelar Son Banya no es una prioridad del Pacte para esta legislatura. «Ahora mismo estamos luchando por conseguir aumentar los servicios sociales básicos que tiene Cort y esa es nuestra prioridad, cuando todo eso esté hecho iremos a lo siguiente y Son Banya es lo siguiente, antes se han de cubrir las necesidades básicas de personas que están en lista de espera y no tienen los servicios que necesitan». «Si al final de legislatura –añadió– disponemos de medios daremos pasos, pero si no, no lo haremos».
Aseveró que «no hay nada previsto ni para este año ni para el año que viene; es un tema complejo y se ha de hacer con tranquilidad y con un plan de realojo dotado de recursos, que ahora no tenemos».

Recordó que «todos los ayuntamientos han tenido intención de desmantelar el poblado, algunos han hecho algo y otros nada. Nosotros tenemos intención, pero no haremos las cosas mal hechas y además de intención hay que tener presupuesto».

En relación a la petición realizada al juez de que paralice la ejecución de la sentencia que obliga al desalojo y derribo de Son Banya, el alcalde insistió en que el Ajuntament «ha dado este paso jurídico para que el fallo judicial no caduque y «se nos dé tiempo suficiente para actuar con tranquilidad».

Noticias relacionadas