Álvaro Gijón, antes de declarar ante el juez. | A. Sepúlveda

22

El concejal de Palma y diputado autonómico del PP Álvaro Gijón ha asegurado este viernes en su declaración como imputado por el caso de presunta corrupción en la Policía de Palma que nunca usó el cuerpo de seguridad en beneficio de sus intereses políticos o personales.

Gijón ha declarado durante casi dos horas y media ante el juez de instrucción número 12 de Palma, Manuel Penalva, que investiga la presunta trama de corrupción en torno a la Policía Local de la capital, por la que también está imputado el exdelegado del Gobierno José María Rodríguez, padrino político del diputado.

El diputado, que ha subrayado su incomodidad por tener que defenderse cuando «no ha participado en nada ilegal», ha hecho hincapié en que cuando fue concejal de Seguridad Ciudadana al final de la legislatura 2003-2007 no realizó ni conoció actuaciones irregulares en la Policía y que en la siguiente legislatura en la que gobernó el PP, 2011-2015, solo tuvo competencias de Turismo.

Gijón ha negado que en sus manifestaciones ante el juez de instrucción 12 de Palma, Manuel Penalva, haya señalado al exalcalde Mateo Isern como «responsable de nada» ilegal en la Policía, sino solo como supervisor último de toda la gestión.

La Fiscalía Anticorrupción había solicitado la comparecencia como investigado de Gijón para interrogarle sobre la creación de una unidad policial específica, el Grupo de Atención Preventiva (GAP) en 2006, cuando era concejal de Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Palma.

La Fiscalía sospecha que el GAP se creó para servir intereses políticos y personales, así como para beneficiar a determinados empresarios de ocio, al eliminar la competencia de otros mediante constantes inspecciones policiales