MANACOR. RELIGION. El obispo Sebastà Taltavull comienza las visitas a la Part Forana. El administrador de la Diócesis de Mallorca presidió la eucaristía en la parroquia de la Mare de Déu dels Dolors | Francesca Marí

0

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, nombrado administrador apostólico de Mallorca, ha asegurado este jueves que asume con «gozo y agradecimiento» al Papa su nombramiento, que compaginará con sus responsabilidad en la Archidiócesis de Barcelona.

Ha sido nombrado administrador apostólico de Mallorca después de la renuncia presentada por monseñor Javier Salinas Viñals al gobierno pastoral de la Diócesis de Mallorca, y al que el Papa ha nombrado obispo auxiliar de Valencia.

En rueda de prensa, acompañado del arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, y el cardenal Lluís Martínez Sistach, ha asegurado que también asume su nuevo cargo con el temor de si podrá hacerlo «bien» y responder a los retos que se presentan.

Ha remarcado que el obispo no es una «persona separada del pueblo, sino que forma parte del pueblo», y ha explicado que ha sido nombrado administrador con las facultades de obispo hasta que sea nombrado uno nuevo.

Taltavull ha dicho que el trabajo como administrador apostólico «se hará mucho» desde Barcelona, y ha afirmado que este fin de semana viajará a Mallorca, donde el sábado se celebra la misa de despedida de Salinas y donde aprovechará para reunirse con el colegio de consultores.

El arzobispo Juan José Omella, preguntado por si este nombramiento puede provocar otros en Barcelona, no ha querido entrar: «Si es necesario, ya lo reflexionaremos. Ya veremos qué haremos en un futuro».

APORTACIÓN DE SALINAS

Taltavull, amigo personal de Salinas, no ha querido valorar las motivaciones del cambio de diócesis del obispo, pero ha resaltado su gran aportación a la Iglesia a nivel de catequesis: «Ha puesto en un nivel muy alto el tema catequético».

Asimismo, Sistach ha recordado que fue Salinas quien le sustituyó al frente del Obispado de Tortosa (Tarragona), donde hizo un gran trabajo.

En una carta de saludo a la iglesia que peregrina en Mallorca, Taltavull ha señalado que asume la responsabilidad «con todo el amor», y ha remarcado que desea que su ministerio no sea ni exclusivo ni excluyente.