La tripulación instaló las sombrillas y pertrechos playeros para los clientes el sábado en Cabrera. | Redacción Local

72

El colectivo Terraferida presentó este miércoles una denuncia ante la Conselleria de Medi Ambient en la que recuerda que el Govern es competente para sancionar a los tres yates que el pasado fin de semana montaron una acampada de lujo en el Parque Nacional de Cabrera.

Noticias relacionadas

Según los ecologistas, Medi Ambient puede aplicar la Ley para la Conservació dels Espais de Rellevància Ambiental (LECO) lo que significaría multas de entre 6.001 euros hasta los 100.000. «El Govern tiene suficientes herramientas legales si quiere sancionar», recordaba Jaume Adrover, portavoz de Terraferida.

Así pues, la supuesta sanción a los tres yates no sería competencia exclusiva de Costas, como argumentó el pasado lunes la Conselleria, sino que el Govern también tendría competencias. Además, Adrover alega que los yates incurrieron un más de una práctica ilegal en Cabrera y en las diferentes playas que visitaron como es Trenc, es Carbó, es Coll Baix o la playa de Cavalleria en Menorca, todas ellas catalogadas como LIC, ZEPA o ANEI.