Foto de archivo de una comparecencia ante los medios de Antoni Noguera | @ajuntpalma

21

La concejalía de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna de Palma ha conseguido 31 alquileres sociales de los bancos en un año, ha destacado hoy el consistorio en un comunicado.

El concejal de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, Antoni Noguera, ha destacado que «se trata de un paso importante» en el desarrollo de las políticas de vivienda del ayuntamiento, después de que desde el mismo consistorio instara a los bancos en septiembre pasado a «reaccionar» para satisfacer una «necesidad social urgente». El primer contrato de alquiler social se firmó con el banco BMN el pasado noviembre.

Una de las prioridades de esta concejalía es «hacer más social y asequible» el acceso a la vivienda, ha dicho Noguera.

«Hemos revolucionado las políticas de vivienda de Palma después de cuatro años de recortes del PP», ha afirmado Noguera, que ha subrayado la puesta en marcha de la Oficina Antidesahucios o la mejora del programa PalmaHabitada como «muestras de este compromiso del equipo de gobierno con las urgencias sociales de nuestra ciudad».

La mayoría de los alquileres sociales que han firmado los afectados se han formalizado sobre pisos con una ejecución hipotecaria por impago, otros provenían de una dación en pago y después se ha negociado el alquiler social.

En todos los casos se valora como prioritario la posibilidad de que la familia pueda quedar en la misma vivienda que ha perdido y con un alquiler social asequible para que puedan hacer frente al mismo.

Esto ayuda a los afectados por desahucios hipotecarios a aliviar el trauma de perder su propia casa, ya que no salen de su entorno y su cotidianidad no se ve alterada.

Cuando esto no es posible, porque el valor de la vivienda es muy elevado o bien porque la familia ya ha salido de la misma, la entidad bancaria facilita una de las viviendas que están dentro del fondo social.

Por último, Noguera ha manifestado su agradecimiento a todo el personal del departamento de Vivienda por su tarea «imprescindible», al tiempo que ha instado a los bancos a que «resuelvan favorablemente todas las peticiones que permanecen pendientes».