1

El grupo municipal popular de Palma ha exigido que la nueva ordenanza de terrazas «surja del consenso y diálogo con todas las partes implicadas» y «no sirva» para «eliminar o limitar una activad que ha ayudado al dinamismo económico de la ciudad».

En este sentido, la portavoz del PP en el Ajuntament de Palma, Marga Durán, ha afirmado que «el PP no se opone a modificaciones de la regulación actual», pero ha puntualizado que «sin consenso, lo que se pretende es actuar sin buscar soluciones».

De este modo, Durán ha insistido en «la necesidad», de que «de cara a una futura ordenanza se tengan en cuneta las particularidades de cada zona y no se tomen decisiones desde la generalidad», en referencia a aspectos como el tamaño de las terrazas o la distancia entre ellas.

Además, la edil ha recordado que el PP aprobó en diciembre una propuesta que consistía en realizar un estudio general de la ocupación de la vía pública en Palma, a lo que ha recordado al alcalde de Palma, José Hila, que «es importante contar con un estudio exhaustivo que refleje aspectos económicos y sociales antes de tomar cualquier decisión y a día de hoy no consta que el Ajuntament haya realizado ningún avance».

Por otra parte, ha lamentado que «una vez más el equipo de Cort se venda como un gobierno dialogante y de consenso» y que, «a la hora de la verdad actúe desoyendo los acuerdos alcanzados en Pleno, dejando al margen a la oposición».

Según ha adelantado el regidor Javier Bonet, «el PP volverá a restablecer cuando esté en el gobierno la actual normativa», que «tanto ha ayudado al dinamismo económico de Palma».