0

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha afirmado este viernes tras el atentado terrorista en la localidad turística francesa de Niza que en las Illes Balears se seguirán las directrices de seguridad que marque el Gobierno español.

Tras el minuto de silencio que se ha guardado a las puertas del Consolat de Mar en recuerdo de las al menos 84 víctimas, Armengol ha reconocido que un atentado de estas características, con toda Francia celebrando su fiesta nacional, es «muy difícil de controlar», una idea que también ha mantenido el cónsul de Francia en Palma, Michel Magnier, presente en el acto.

Armengol ha explicado a los periodistas que en Balears «se siguen siempre las medidas de seguridad que marca el Gobierno de España» y, con tal propósito, el Govern trabaja de manera coordinada con la Delegación del Gobierno.

«Una vez más» la presidenta ha querido subrayar que Balears es un destino seguro, si bien ha añadido que la situación del mundo y del terrorismo es «difícil» y que es «muy difícil controlarlo todo», como sucedió anoche en Niza.

«Aunque todo lo que podamos hacer y más lo haremos desde el Govern balear», ha querido añadir la presidenta.

Noticias relacionadas

Armengol ha lamentado el «terrorismo bárbaro» y ha mostrado todo el apoyo de las Islas Baleares a las víctimas, a sus familiares, a los heridos y al pueblo francés, cuyos valores ha destacado: la solidaridad, la libertad, la democracia y el respeto al diferente.