Un activista de Green Peace protesta contra la pesca de arrastre en Balears. | Redacción Local

0

Un equipo científico formado por 22 investigadores liderados por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) están evaluando el estado de los ecosistemas donde faena la flota de arrastre en torno a Mallorca y Menorca, en una campaña que empezó el martes pasado y se prolongará hasta el día 21.

La campaña de investigación a bordo del buque oceanográfico «Miguel Oliver», de la Secretaría General de Pesca, liderada por la investigadora del centro de Baleares del IEO Beatriz Guijarro, se desarrolla en aguas alrededor de las islas para evaluar los ecosistemas y las poblaciones que los habitan, ha informado el instituto en un comunicado.

Se trata de un estudio que se realiza anualmente desde 2001 en esta zona y que forma parte desde 2007 del programa Medits que cofinancia la Unión Europea para generar conocimientos científicos para la gestión de las pesquerías.

En los 15 días de campaña, está previsto que los científicos realicen 52 muestreos con un arte de arrastre experimental entre los 50 y los 800 metros de profundidad, para tomar datos oceanográficos de temperatura, salinidad y presión mediante una sonda, así como una decena de muestreos con patín epibentónico.

La información recogida durante estas dos semanas, permitirá estimar la abundancia y estructura poblacional de las especies demersales, que forman parte de las comunidades explotadas en la plataforma y talud superior por la pesquería de arrastre en el Mediterráneo.

Además obtendrán información biológica de las principales especies explotadas (salmonete, merluza, cigala y gamba roja) y analizarán el impacto de la pesca en los ecosistemas.

También se prevé mejorar el conocimiento sobre las comunidades necto-bentóncias y hábitats explotados por la pesquería de arrastre, analizar la ecología trófica de algunos grupos y obtener parámetros físico-químicos de las masas de agua.

En la campaña participan investigadores de los centros oceanográficos de Baleares y Málaga del IEO, las universidades de Baleares, Girona, Barcelona y Politécnica de Valencia, el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN) del CSIC, el Institut de Cièncias del Mar (CSIC), el Museo de Historia Natural de Rijeka (Croacia), el Departamento de Ictiología del Bavarian State Collection of Zoology de Múnich (Alemania) y de la empresa IPD.

El objetivo general de la campaña Medits obedece al Reglamento 199/2008 de la Unión Europea que establece un marco comunitario para recopilar, gestionar y usar los datos del sector pesquero y apoyar el asesoramiento científico en relación con la política pesquera común.

Busca obtener, además de los facilitados por la pesca comercial, para evaluar el impacto de la actividad pesquera sobre el medio ambiente.