Imagen de la calle Joan Miró, en el barrio de El Terreno, uno de los más degradados de la ciudad. | Redacción Digital

5

El Ajuntament elaborará un plan de usos para la zona de Gomila a fin de regular la actividad económica. El objetivo es «que no sea un barrio estrictamente de ocio nocturno, sino que haya una diversidad comercial que pueda garantizar que haya vida todo el día y un equilibrio entre actividad económica y convivencia vecinal», explicó este viernes el concejal de Urbanisme, Antoni Noguera.

El edil hizo este anuncio en la presentación de las cerca de 1.300 propuestas recogidas de diversas colectivos y entidades ciudadanas para el desarrollo del Pla Litoral de Ponent, un proyecto que calificó que «ilusionante» porque «cambiamos la dinámica y dejamos de lado el urbanismo controlado por los poderes económicos e introduciremos otro al servicio de la gente».

De todas las aportaciones realizadas para las zonas de Sant Agustí, Cala Major, Portopí, El Terreno, Son Armadams y Es Jonquet, el Consistorio ha priorizado las más coincidentes para ponerlas en marcha, contando con la financiación europea.

Una de ellas, expuso Noguera, es la de mejorar la conectividad de la franja del litoral de Ponent, del Passeig Marítim, Portopí, bosque de Bellver; y la conectividad entre Calvià, Sant Agustí y Cala Major. «Eso supone un transporte público de más calidad y sistemas de comunicación más sostenibles y alternativos al coche, como carriles bici y paseos», dijo, y añadió que «la pacificación del Passeig Marítim es otro de los retos más importantes».