En el centro de Palma es difícil encontrar un piso de dos dormitorios por menos de 700 euros mensuales, según los expertos. | R.L.

21

El mercado del alquiler de viviendas en Mallorca se ha disparado en los últimos meses y alcanza los niveles de antes de la crisis.

La vicepresidenta del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Balears, Natalia Bueno, constató que los precios en los municipios de los alrededores de Palma, en la comarca del Raiguer principalmente, se han incrementado en torno a un 10 % en el último medio año.

«Los ciudadanos buscan viviendas cerca de Palma y con servicio de tren», indicó Bueno. Esta situación se debe a la dificultad de encontrar pisos de alquiler en la capital, donde los arrendamientos han aumentado cerca del 15 % en el último año».

Este crecimiento de la demanda en los alrededores de la ciudad está motivado por el boom del alquiler vacacional en el centro de la ciudad. Los propietarios de pisos del casco antiguo optan por destinar su vivienda al alquiler turístico y así incrementar su rentabilidad. Actualmente, los estudios de una habitación en el centro de Palma cuestan 500 euros mensuales, mientras que los pisos de dos dormitorios no bajan de los 700 euros.