La retirada de la cubierta del CEIP Es Pont en Son Gotleu se realizará este verano aprovechando las vacaciones de los alumnos; la reforma costará 192.362 euros. | Redacción Local

18

Los alumnos de 27 colegios e institutos públicos de Balears continúan expuestos al amianto. Desde 2014 se han retirado cubiertas, porches y depósitos de 15 centros pero todavía quedan muchas infraestructuras pendientes.

Según el director general de Planificació, Ordenació i Centres, Antoni Morante, «antes de 2017 se habrán licitado y retirado todas las cubiertas que faltan». El presupuesto para retirar el material que se usó en la construcción de los edificios asciende a 1.209.030 euros.

En julio de 2014 la exconsellera de Educació, Joana Maria Camps, anunció que la retirada del amianto de los colegios sería una realidad el primer trimestre de 2015 gracias a un crédito de 25 millones de euros.

El dinero debía servir para terminar con el amianto y para eliminar las barreras arquitectónicas de 85 centros. Hoy por hoy sólo se ha ejecutado la mitad de lo previsto, si bien desde Educació insisten en que «se han tomando medidas de seguridad en todos los casos en que se ha detectado fribrocemento».