La portavoz de PP en Cort, MArgalida Durán, ha asegurado que la empresa municipal de aguas y alcantarillado, Emaya, ha aumentado un 50 % sus altos cargos en el último año, lo que ha supuesto un gasto anual de unos 300.000 euros. | @popularespalma

36

El PP de Palma ha asegurado este jueves que la empresa municipal de aguas y alcantarillado, Emaya, ha aumentado un 50 % sus altos cargos en el último año, lo que ha supuesto un gasto anual de unos 300.000 euros.

Por ello, el grupo municipal del PP solicitará la convocatoria inmediata de un pleno extraordinario sobre Emaya para analizar, en palabras de la portavoz, Margalida Durán, la «nefasta gestión» que lleva a cabo de la empresa municipal su presidenta, Neus Truyol.

El PP detalla en una nota de prensa que, en concreto, la suma anual destinada por Emaya al incremento de altos cargos en el ente municipal es de 278.329,44 euros, que supera los 300.000 euros si se incluyen emolumentos en dietas y complementos.

En la relación de altos cargos, precisa, figuran un director del ciclo de agua (51.552,96 euros); dos jefes de departamento adscritos al área de Planificación y Estudios (41.802,08 euros); un jefe de servicio de limpieza viaria en Calidad Urbana, plaza vacante desde 2012 (38.802,72 euros), un «controller» y auditoría interna, vacante desde 2013 (36.789,44).

Además, las plazas de nueva creación de un técnico medioambiental con categoría de jefe de servicio (38.802,72 euros), un técnico de planificación y estudios de igual categoría y sueldo, un jefe de servicio de planificación, provisión y calidad (36.789,44 euros) y un jefe de servicio de redes, con el mismo salario.

En opinión de la concejala del PP María José Bauzá «se está engordando» la estructura de Emaya, desde «el más absoluto oscurantismo», ya que «no se celebra ni un solo consejo de administración en Emaya sin el nombramiento de un alto cargo» en el orden del día.

Según el PP, además Emaya prevé 124 contrataciones laborales, que supondrá un gasto de 3,2 millones de euros, en las que se incluyen puestos de conductores, jefes de sector, controladores medioambientales, oficiales y auxiliares administrativos.

Mientras tanto la ciudad «está más sucia y descuidada que nunca», ha indicado por su parte Durán, frente a lo cual, ha destacado, la máxima responsable política de Emaya «está gastando a manos llenas, y no en actuaciones tangibles que redunden en beneficio de los palmesanos, sino en estudios, auditorías y altos cargos».

El PP ha criticado también otras decisiones de la dirección de Emaya, como el diseño de un nuevo logo que cuesta 14.000 euros, así como la celebración de una comida para los 800 trabajadores de la empresa municipal, que tuvo un coste de 8.000 euros.