El conseller Martí March, en una imagen de archivo. | Miquel Àngel Canals

15

El conseller de Educación y Cultura, Martí March, ha reiterado este jueves la postura contraria del Govern balear a subvencionar con dinero público los colegios privados que segregan a los alumnos por sexo, pero como «estamos en un Estado de Derecho» cumplirá con la actual ley que lo permite.

Con ocasión de una pregunta parlamentaria formulada por Podemos en el pleno del Parlament, March ha respondido que es «evidente» la postura contraria de «este conseller y de todo el Govern» a la subvención de estos colegios con fondos públicos.

La conselleria, ha continuado March, ha adoptado decisiones en este sentido, pero al mismo tiempo la LOMCE y varias sentencias judiciales respaldan la concesión de estas ayudas.

«Por tanto, como estamos en un Estado de Derecho y mientras que no haya un cambio de ley, este Govern cumplirá la ley», ha afirmado.