Previous Next
5

El Consell de Mallorca planea mejorar la seguridad de los ciclistas en las carreteras de la isla con cuarenta medidas que serán ejecutadas durante los próximos cuatro años, ha indicado hoy la institución insular.

Este plan para a seguridad de los aficionados al ciclismo que circulan por las carreteras mallorquinas, ha sido presentado por el vicepresidente primero y conseller de Cultura, Patrimonio y Deportes, Francisco Miralles, y la consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido.

De estas 40 iniciativas, 32 se harán en la red de carreteras del Consell durante los próximos años. Otras ocho mejoras en caminos municipales por lo que están sujetas a acuerdos con los ayuntamientos para realizarlas

Según Miralles la intención del Consell «es priorizar la seguridad de los ciclistas, fomentar el deporte y apostar por el cicloturismo como factor de dinamización de la actividad económica de Mallorca y que permite alargar la temporada turística».

Por su parte, Garrido ha explicado que todas las actuaciones de mejora están enfocadas al usuario que circula por las carreteras en bicicleta, y que algunas de estas consistirán sólo en reforzar el asfalto o ampliar la acera .

También el Consell ha elaborado un mapa de Mallorca con las vías ciclistas marcadas de diferente color según el nivel de seguridad.

De color naranja las vías más recomendables para la bicicleta. De amarillo, aquellas que son aptas porque tienen un índice de densidad de tráfico medio o bajo. Las vías no recomendables están marcadas de color rojo y son las que tienen una densidad muy elevada de tráfico.

En el citado mapa figuran marcadas de color rosa las vías de servicio de la carretera de Manacor, los tramos ejecutados de la Vía conectora, de la autopista de Levante (hasta Llucmajor) y de la autopista Ma-13 entre Inca y Sa Pobla .

Los tramos marcados de color azul corresponden a aquellos que disponen de un carril bici segregado.

El departamento de Territorio e Infraestructuras prevé para este año dos actuaciones en la carretera Ma-10, Valldemossa-Esporles, y en la Ma-1041, Puigpunyent-Establecimientos, a la altura del desvío hacia Calvià. Para 2017, tiene previstas nueve actuaciones, de las que destacan algunas en s'Esglaieta y otras en Alcúdia y Pollença.

En 2018 está previsto que lleven a cabo 16 actuaciones. Entre estas figuran las de la carretera Ma-6014 entre Cala Azul y Tolleric, la de la carretera Can Picafort-Artà y la de la carretera que va al puerto de Sóller

También en 2018 está previsto que esté operativa la carretera Llucmajor-Campos (Ma-19) con una vía de servicio apta para los ciclistas.

El Plan contempla que en 2019 se ejecuten cinco mejoras, entres estas una en la carretera de Sant Jordi-Sa Casa Blanca y otra en la carretera de Santanyí en Cala Llombards.