Imagen de archivo de José Ramón Bauzá. | ARCHIVO

14

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha lamentado este miércoles durante la sesión plenaria del Parlament que los despidos declarados irregulares de empleados públicos llevados a cabo por el Govern de José Ramón Bauzá «ya han costado 10 millones de euros».

Noticias relacionadas

Así lo ha contestado Armengol a una pregunta planteada por el diputado de Podemos, Carlos Saura, a quien le ha contestado que «el juego sucio de Bauzá» fue que «amortizó las plazas de los funcionarios despedidos y por eso ahora no se les puede readmitir».