El portavoz de la Associació d’Amics de la Música de Marratxí, Tomeu Serra, durante la sesión. | Jaume Morey

10

En la primera audiencia pública del Consell de Mallorca para interactuar con los ciudadanos, se les dio tan sólo un minuto para que expusieran sus propuestas y preocupaciones. En total, intervinieron 24 personas, principalmente vinculadas a alguna entidad social o cultural.

La sesión, que empezó a las 18 horas y terminó pasadas las 21.30 horas, se enmarca dentro de la campañaRepensem Mallorca que pretende construir un nuevo modelo de isla. El ámbito cultural fue uno de los más representados gracias a Pere Antoni Bestard de Donallop y el portavoz de la Associació d’Amics de la Música de Marratxí, Tomeu Serra, que expusieron la necesidad de invertir en el potencial musical del territorio.

El presidente del Consell Miquel Ensenyat abrió y cerró la sesión con unas breves palabras. Los ocho consellers expusieron su hoja de ruta, para a continuación someterse a las preguntas o propuestas de los presentes.

Los partidos de la oposición se negaron a participar y sólo el PI estuvo representado por el conseller Antoni Amengual que acudió como oyente. El portavoz del PP, Maurcio Rovira, aseguró que «si llena será por las personas que ellos hayan convocado, queremos un debate real». La portavoz de Ciudadanos, Catalina Serra, criticó que «el formato elegido no cuenta con la aprobación de la oposición y no se adecua a la ley de transparencia y buen gobierno».