9

Las explotaciones agrarias lo tendrán más complicado para convertirse en agroturismo. El decreto-ley de medidas urgentes que aprueba el martes el Govern modifica la ley agraria para poner mas restricciones a este cambio de uso. Solo se podrá dedicar a actividades turísticas fincas cuyos edificios tengan una determinada antigüedad.

El decreto cierra también la posibilidad de construir nuevos campos de golf en suelo rústico, así como la implantación de cualquier otro tipo de instalaciones y edificaciones, como grandes equipamientos deportivos, recreativos, culturales y de cualquier otro uso.

Con esa modificación, no se podrá dar autorización a un parque temático o a un campo de polo, aunque se considere que el polo sigue siendo una actividad complementaria a la agraria.

La norma propiciará que las Áreas Naturales de Especial Interés sean inedificables, incluidas las de Eivissa, donde se podía construir una vivienda en parcelas de 50.000 metros, y la de Formentera, donde la parcela mínima era de 30.000 metros. Tampoco se podrá aumentar a mas de 450 metros las viviendas que se construyan en suelo rústico común o que no esté protegido.