Catalina Cladera. | Gemma Andreu

15

La deuda de Balears con los bancos y con el Gobierno central bajó por primera vez entre junio y septiembre, según los datos oficiales facilitados este viernes por el Banco de España. El endeudamiento llegaba en junio a 8.367 millones de euros y en septiembre era de 8.182 entre el Govern y las empresas públicas lo que supone una reducción de 185 millones.

Sin embargo, solo son buenas noticias relativas ya que el descenso es coyuntural, fruto de la cierta inacción en la gestión producida por el cambio de Govern. La consellera Catalina Cladera confirmó que las previsiones apuntan a que el Govern acabará el año con una deuda global de 9.000 millones de euros. La cifra supondrá un récord absoluta para las cuentas de la Comunitat Autònoma, con un endeudamiento equivalente al 30 por ciento del PIB. Balears sigue siendo la cuarta comunidad más endeudada en términos porcentuales.

Las 9.000 millones que deberá Balears a finales de año multiplican por diez la deuda que tenía la Comunitat hace 12 años. Francesc Antich dejó una deuda de 858 millones en 2003, que en 2007 pasaron a ser 1.798 con Jaume Matas. Antich la elevó a 4.774 hasta 2011 y Bauzá la ha dejado en 7.984 en junio de este año.