'Som mallorquins, mai catalans' reza la pintada en la fachada de Can Alcover. | CUP

113

La Candidatura de Unidad Popular (CUP) de Palma ha condenado este sábado las pintadas con las que ha amanecido la fachada de Can Alcover, sede de la Obra Cultural Balear y la radio Ona Mediterrània, y que ha calificado de «fascistas y anticatalanistas».

«Som mallorquins mai catalans (Somos mallorquines nunca catalanes)» se puede leer en la fachada del edificio, cuya cerradura ha sido sellada con silicona, denuncia en una nota de prensa la CUP. «No es la primera vez que Can Alcover aparece ensuciado por pintadas españolistas o de tipo fascista, porque han sido muchos más. Este tipo de acciones responden a ideologías de ultraderecha, que estos últimos años, con el beneplácito del gobierno autonómico y local del PP, han actuado con total impunidad», incide la CUP.

En este sentido, ha hecho una llamamiento a la sociedad y también al consistorio de Palma. «No podemos ni debemos permitir que estos casos se multipliquen. Debemos eliminar el fascismo de raíz, en cada calle y en cada barrio», señala.