Este sábado comienzan las visitas ciudadanas al Palacio de Congresos de Palma. | Joan Torres

8

Las visitas ciudadanas al Palacio de Congresos de Palma –que comienzan este sábado– han estado a punto de no celebrarse, ya que Acciona amenazó con no permitirlas si Palau de Congressos no le pagaba los 15 millones de euros que reclama por los dos años que las obras estuvieron paralizadas.

La presidenta de Palau de Congressos, Joana Maria Adrover, explicó que la constructora añadía que las visitas podían interferir en las obras, pese a que siempre se había manifestado a favor de las mismas.

Noticias relacionadas

Adrover señaló que Palau de Congressos pretende abonar la indemnización cuando se realice la liquidación de la obra. Sin embargo, Acciona rechaza esta opción porque asegura que tiene un acuerdo verbal con la anterior dirección de Palau de Congressos de cobrar el 50 % de lo que pide: 7,5 millones de euros.

El expresidente de Palau de Congressos, Álvaro Gijón, negó la existencia de un acuerdo verbal y recordó que para aceptar la presidencia –tras la dimisión de Andreu Garau– exigió la presencia de dos funcionarios municipales, uno jurídico y otro técnico. Estos trabajadores públicos comenzaron a estudiar las reclamaciones de la constructora y Gijón destacó que «entendían que la indemnización global no debería superar los 2,5 millones de euros en concepto de retrasos y cambios de obra como consecuencia de roturas y demás».