Imagen de archivo de las terrazas de la calle Fabrica totalmente llenas de clientes. | Michel's

41

La Federació d’Associacions de Veïns de Palma (FAAVV) quiere que el Ajuntament reduzca el número de terrazas de la calle Fábrica. En concreto, se reclamará la eliminación del 25 % de estas, mediante la reconversión de algunos de los bares o restaurantes en comercios tradicionales y también a partir de la reducción del espacio de las que permanezcan.

El presidente de la Federació, Joan Forteza, informó de que en septiembre reanudarán sus conversaciones con el Consistorio para demandar algo que ya se pidió al anterior alcalde del PP, Mateo Isern, «pero llegaron las elecciones y no se pudo hacer nada», reconoció Forteza.

La idea, explicó el líder vecinal, es que Santa Catalina gane en actividades comerciales necesarias para mejorar la vida de la barriada (mercería, panadería, zapatería, tienda de comestibles, etc) y, a la vez, se reduzca la feroz competencia de la terrazas y el ruido que padecen los vecinos.Ajun

Para incentivar la reconversión de negocios, la Federació propone a Cort que aplique exenciones fiscales a estos empresarios, «como, por ejemplo, una reducción del 50 % del IBI durante 5 años».