Vista de la fachada de la Plaza de Toros de Palma. | Gabriel Alomar

14

El Ajuntament de Palma ha informado en una nota de prensa que ha trabajado las últimos semanas «para velar para que la corrida de toros que este jueves se producirá en el Coliseo Balear se realice con las máximas garantías que dicta el reglamento taurino y las normativas municipales». Este lunes una comitiva interdisciplinar compuesta por técnicos de las áreas de Benestar Animal y Model de Ciutat i Urbanisme, llevaron a cabo una inspección en las instalaciones de la plaza de toros de Palma.

Asimismo, la Conselleria de Salut ha realizado también una inspección este jueves para revisar las deficiencias apuntadas por los informes del veterinario municipal en relación al estado de la enfermería.

Como resultado de estas inspecciones, Cort abrirá varios expedientes sancionadores a los gestores de la plaza de toros porque se han detectado múltiples deficiencias, que «no motivan el cierre de la plaza ni la suspensión de la actividad».

Noticias relacionadas

Las deficiencias detectadas se refieren al estado de las vallas, la enfermería, los corrales, entre otras. Deficiències que «no justifican el cierre de la plaza pero sí motivan expedientes sancionadores y exigencias para su subsanación».

El área de Benestar Animal ya ha abierto uno de estos expedientes sancionadores como resultado del informe realizado por el veterinario municipal. En los próximos días, el área de Model de Ciutat, Urbanisme i Vivenda digna también iniciará un expediente en este sentido.

Cort manifiesta sentirse satisfecho porque tener «el compromiso del Govern de llevar a cabo las modificaciones legislativas pertinentes para evitar que se vuelvan a celebrar eventos que enaltecen el maltrato animal como son las corridas de toros».