Imagen de la reunión entre el Consell y Tirme.

17

Tirme muestra su predisposición a detener la importación de basura para incinerar, si así se lo pide el Consell. La empresa, que gestiona los residuos en Mallorca, tuvo este miércoles la primera reunión con la nueva consellera de Medi Ambient, Sandra Espeja.

El responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Tirme, Joan Mateu, aseguró que «si el Consell nos dice que paremos de incinerar combustible sólido recuperado, lo haremos».

Si la institución no acuerda de manera inmediata detener la llegada de basuras, está previsto que el 15 de septiembre vuelvan a venir los primeros barcos de Catalunya, Italia e Irlanda. Hasta principios de 2016 están firmados los contratos con las empresas extranjeras, para que se incineren en la Isla, un total de 61.552 toneladas.

Sobre si la tarifa de incineración que pagan los ayuntamientos a Tirme se incrementará y por lo tanto, eso repercutirá en la tasa que pagan los ciudadanos, Mateu afirmó que «nuestra intención es que la tarifa no suba demasiado o se congele».

En la reunión también estuvieron el director general de Tirme, Rafal Guinea; la directora insular de Residus, Catalina Canals y la técnica de Medi Ambient, Maria Morey.