Los touroperadores quieren hoteles en exclusiva para evitar tener competencia. | Click

5

Los touroperadores y grupos turísticos europeos se encuentran en estos momentos en plena pugna comercial para conseguir el mayor número de cupos de camas hoteleras en Mallorca para la temporada 2016.

Las estrategias que están adoptando pasan por los contratos en exclusiva, el pago de garantías y aceptar los alzas de precios que piden los hoteleros.

«Piden exclusividades en los hoteles, porque no quieren que haya concurrencia de otros touroperadores. Esta exigencia está teniendo contrapartida, ya que los hoteleros exigen aumentos de precios y contratos de cupos en garantía. Los grupos turísticos quieren tener hoteles enteros en exclusiva, de ahí que exista una pugna comercial por arrebatar a la competencia hoteles en todas las zonas vacacionales de Mallorca», señalan desde varias pequeñas y medianas cadenas hoteleras de la Isla.

«El hotel que no se haya modernizado o no invierta en mejorar sus servicios e infraestructuras, tiene los días contados. Los touroperadores están haciendo una selección en todas las zonas, de ahí que se quedarán fuera de mercado», apuntan desde todas las asociaciones hoteleras.