Las autoridades posaron junto con los premiados en la tercera edición de la gala que organiza el Grup Güell, con sus dos presidentes, Tolo Güell (Tolo Barceló) y Josep Egea, como prólogo de la marcha que tendrá lugar el 1 de agosto. | M. À. Cañellas

5

Como acto previo a la tradicional Marxa des Güell a Lluc a peu, que tendrá lugar el 1 de agosto, el Grup Güell entregó aeste juevs tarde sus premios anuales a sa mallorquinitat, que este año cumplen su tercera edición. Los galardonados fueron la Fundació Natzaret, en el apartado social; el dj Joan Campos, en el apartado cultural; la UIB, en el apartado intelectual; y el jugador de fútbol Pep Lluís Martí, en el apartado deportivo. Además se entregó a título póstumo al músico Toni Nadal Bujosa.

«La marxa se hace porque hay un sentimiento de país, de pueblo y de mallorquinidad», aseguró Tolo Güell en su emocionada intervención. Por su parte, el presidente del Grup Güell, Pep Egea, responsable de este colectivo desde 2011, destacó que «sin los marxaires no existiría la prueba Des Güell a Lluc», al tiempo que destacaba el papel de su fundador, Tolo Güell, del que dijo «nos ha enseñado a amar y defender la mallorquinidad.

Además de los galardones anuales, se entregaron placas de agradecimiento a todos los medios, entre ellos Ultima Hora que recogió su director comercial, Alfons Moll.

Las primeras autoridades no faltaron a esta cita con sa mallorquinitat, como destacaron la presidenta del Parlament, Xelo Huertas; el alcalde de Palma, José Hila; el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat; y el conseller de Presidència, Marc Pons. También estuvo presente el director de relaciones institucionales de BMN, Jordi Mulet.

La gala –presentada por Joan Calafat– tuvo lugar en el Centre de Cultura de la Obra Social de Sa Nostra de Palma.