0

RIU cuenta con un total de 10 establecimientos en Túnez, siendo una de las hoteleras de capital español con mayor número de hoteles en este país, la mayoría resorts de 5 estrellas y de régimen de todo incluido, como el Riu Imperial Marhaba atacado, y de 4 estrellas.

Al menos 27 personas han muerto en el ataque contra el hotel Riu Imperial Marhaba, de la cadena española RIU (de 366 habitaciones y 5 estrellas), en la localidad de Port El Kantaui, junto a la turística ciudad de Susa, según un responsable del Ministerio del Interior tunecino.

Concretamente, la cadena mallorquina cuenta con dos hoteles en Djerba (Club Hotel Riu Palm Azur 4 estrellas y Hotel Riu Palace Royal Garcen); tres en Hammamet (Club Hotel Riu Marco Polo 4 estrellas, Hotel Riu Marillia 4 estrellas y Hotel Riu Palace Hammamet Marhaba) y uno en Mahdia (Hotel Riu El Mansour de 4 estrellas).

En la localidad de Port El Kantaui, además del Riu Imperial Marhaba, la cadena cuenta con otros dos establecimientos, el ClubHOtel Riu Bellevue Park de 4 estrellas y el Riu Palace Green Park.

RIU, fundada en 1953 como pequeño negocio vacacional de la familia Riu, fundadora y actual propietaria en tercera generación, cuenta con el 70% de sus hoteles en régimen de todo incluido. Su división RIU Hotels & Resorts cuenta con más de 100 hoteles en 19 países que reciben cada año a más de 4 millones de clientes y donde emplea 27.813 trabajadores.

Actualmente RIU es la 30ª mayor cadena del mundo, la primera en España por facturación y la tercera por número de habitaciones.

Entre las cadenas españolas con intereses en Túnez, figura también la cadena mallorquina Iberostar, con cuatro hoteles, repartidos entre los principales destinos turísticos: Djerbal, Hammametl, Mahdial y Soussel.

Por su parte, Vincci, cadena española dispone de seis resort en Túnez de 4 y 5 estrellas, dos en Djerba, y cuatro en Hammametl.

El turismo en Túnez aporta el 6% al PIB

El turismo en Túnez es uno de los pilares fundamentales de la economía tunecina. Aporta el 6% del PIB, es el segundo sector en importancia --solo por detrás de la agricultura-- en cuanto a aportación de divisas y en él trabajan alrededor de 400.000 personas.

El atentado de hoy no es el primer varapalo en este año que amenaza con lastrar la industria turística, clave para el país magrebí pero que sigue sin recuperar los niveles máximos que llegó a alcanzar antes de la 'Primavera Arabe'.

En 2014, la cifra de ingresos derivados del turismo remontó hasta los 3.575 millones de dinares (unos 1.711 millones de euros), pero las llegadas de extranjeros agudizaron su caída hasta quedar ligeramente por encima de los 6 millones. En términos interanuales --comparado con 2013--, la caída fue del 3,2%.