Fachada del Palacio de Congresos. | Joan Torres

17

El acuerdo al que han llegado el Ajuntament de Palma y el Govern balear «garantiza» que las obras del Palacio de Congreso finalicen en la fecha prevista, a finales de agosto, gracias a la aportación de 42 millones de euros a cargo de la Ley de Capitalidad de Palma, provenientes de las anualidades de 2014 y 2015.

Así lo ha señalado el portavoz municipal, Julio Martínez, en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, quien ha precisado que el acuerdo «es positivo» para el Ajuntament porque beneficia a la Tesorería municipal, y principalmente, porque permitirá que se finalice el Palacio de Congresos, una cuestión que es «prioritaria» para el actual equipo de gobierno.

En concreto, de los 30 millones de euros de compensación al Consistorio palmesano derivados de Ley de Capitalidad correspondientes al año 2014, 2,9 millones son del Fondo de Cooperación Municipal, 1 millón para el abono de obras de las instalaciones deportivas municipales de Son Moix y los 26 millones de euros restantes irán destinados a financiar las obras del Palacio de Congresos.

Con respecto a 2015, se incrementa ligeramente la cifra del Fondo de Cooperación Municipal, algo más de 3 millones de euros, se destina 1 millón de euros al plurianual del polideportivo de Son Moix y otros 15 se imputan al Palacio de Congresos.

Según ha precisado Martínez, todavía restan 11 millones de euros del presente ejercicio «que se dejarán para el próximo gobierno municipal», es decir que queda pendiente el 30% de la cantidad prevista en el convenio.

De este modo, de los 60 millones de los fondos de capitalidad de 2014 y 2015, se imputa 42 millones a las obras del Palacio de Congresos, lo que permitirá «acabar las obras y desbloquear una situación administrativa que ponía en peligro su finalización», ha remarcado el portavoz de Cort.

«El Ajuntament acepta que las inversiones de una parte del dinero que pone la Comunidad Autónoma se apliquen de la Ley de Capitalidad de Palma» ha indicado Martínez, quien ha insistido en que lo importante es «garantizar» que se finalizarán las obras en el tiempo previsto.

Cabe señalar, que el presupuesto al que asciende dicha infraestructura ronda los 110 millones de euros.

Desbloqueo de un obstáculo administrativo

El portavoz de Cort ha aseverado que de esta forma se «desbloquea» el procedimiento administrativo por el cual la Intervención de la CAIB había requerido al Govern una justificación de asumir este gasto en una sociedad que está al 50% con el Ayuntamiento.

Al respecto, ha indicado que la solución al «obstáculo» que representaba el expediente administrativo ha sido la de imputar el gasto como compensación de la Ley de Capitalidad, algo a lo que ha accedido Cort, puesto que «se ponía en peligro la continuidad del Palacio de Congresos».