Los psacalles estuvieron presentes en la celebración de sa Rueta. | T. Ayuga

1

Súper héroes y princesas, principalmente, llenaron las calles del centro de Palma para celebrar sa Rueta, un desfile que estuvo acompañado por actuaciones musicales, talleres y juegos con los que los más pequeños disfrutaron del Carnaval.

Desde las cinco a las ocho de la tarde, las calles estuvieron muy animadas con muchos niños que, acompañados por los mayores, disfrutaron al disfrazarse y participar en este multitudinario evento. Además, la jornada estuvo amenizada con talleres de globoflexia, maquillaje y pintura de máscaras para los que prefirieron disfrazarse durante la jornada.

Las calles de Jaume III, la plaça Joan Carles I, el Passeig des Born, Unió, Plaça des Mercat y la Plaça de la Reina se llenaron de color, risas y diversión.