Vista de la fachada del colegio Son Serra de La Vileta. | M. À. Cañellas

29

Un juzgado de Palma ha condenado a un año de cárcel a un padre que insultó y dio un fuerte pisotón a la directora del colegio Son Serra al que acudían sus hijos.

La sentencia considera probado que el acusado se presentó en la secretaría del centro el 8 de octubre. Hacía tiempo que mantenía discrepancias con la directora porque reclamaba una serie de informes que quería utilizar para su divorcio. Comenzó a gritar a la docente delante de sus hijos y de otros alumnos del centro. Cuando ésta le pidió que se marchara, se le acercó en actitud agresiva y se colocó muy cerca de la directora. Le dio un pisotón y mantuvo el pie encima de la víctima. La directora relató en el juicio que ella le dijo, «me estás pisando» y que él le respondió: «Perdón, tengo el pie muy grande».

En el juicio, el acusado admitió haber dado el pisotón a la víctima, pero dijo que fue sin querer porque llevaba unas botas tejanas. La magistrada no cree esta versión y da más versimilitud a la directora y a varios testigos presenciales del suceso.

La condena reconoce que una profesora o directora tiene carácter de autoridad pública y que, por lo tanto, el acusado cometió un delito de atentado. Además le impone una falta de lesiones y otra de coacciones, por las que tendrá que abonar un total de 360 euros de multa.

Noticias relacionadas

La sentencia también impide al acusado acercarse a menos de cien metros del colegio durante dos años y comunicarse por cualquier medio con la directora durante este tiempo.