Después de que Florentino Pérez minimizara su relación con Matas, Fina Santiago le mostró varias fotografías en las que aparecen juntos. | Joan Torres

29

El PSIB y MÉS criticaron este viernes el estilo «prepotente», «chulesco» y «altanero» adoptado por Florentino Pérez ante la comisión parlamentaria que investiga la adjudicación del Hospital de Son Espases y mostraron su convencimiento de que «sabe más de lo que dijo».

Para el socialista Antoni Diéguez, «lo que hizo Florentino Pérez fue adoptar la estrategia de defensa Infanta», en alusión a la esposa de Inaki Urdangarin. Diéguez cuestionó la «prepotencia» del presidente de ACS, el grupo empresarial que se adjudicó Son Espases, sobre todo por el hecho de que se jactara de no haber querido leer nada del caso ni revisar papeles para, según dijo, no dar la impresión de que sabía más y de que ocultaba algo.

Noticias relacionadas

Fina Santiago, de MÉS, el grupo que había solicitado su comparecencia, aseguró que «es imposible pillarle ya que él no firma nada y su nombre no aparece». Lo que criticó fue su «exhibición de poder» y su «desprecio a la Cámara». «Este tipo de empresarios representan al verdadero poder y no están acostumbrados a que les llamen, ni el Parlament ni la Fiscalía».

Tanto Diéguez como Santiago insistieron en el hecho de que la Fiscalía sí ha visto motivos para interrogar a Florentino Pérez, en calidad de testigo, y mantuvieron que todo apunta a un «amaño en los despachos» aunque confesaron que no tienen más pruebas sobre la relación entre Pérez y el expresident Matas que las que aparecen en los medios y las que «todos sabemos».