El empresario y presidente del Real Madrid Florentino Pérez ha prestado este jueves declaración durante la comisión de investigación de Son Espases. | Joan Torres

16

El presidente del grupo ACS, Florentino Pérez, ha asegurado este jueves que no intervino en ningún momento en el proceso del concurso y concesión en el año 2006 de las obras del hospital de Son Espases de Palma, un asunto que investiga el Parlament balear y la Fiscalía Anticorrupción.

El concurso lo ganó una sociedad temporal de empresas liderada por Dragados, que pertenece a ACS, si bien Pérez ha dicho que su grupo tiene 250.000 empleados, factura cada día 105 millones de euros, se presenta a «miles de obras cada día en todo el mundo» y que es «imposible» que él las conozca.

El también presidente del Real Madrid ha señalado que su grupo lo integran más de un millar de empresas y que cada una de ellas, también Dragados, tienen sus órganos de dirección de los que él no forma parte y toman sus decisiones de manera autónoma.

Su función, ha mantenido, es coordinar el conglomerado empresarial, pero no intervenir en los asuntos que gestionan. «Reiterar que no conozco nada de este asunto», ni a ninguna persona relacionada con este caso, ha subrayado.

Pérez ha declarado por videoconferencia ante la comisión del Parlament balear que investiga el concurso de construcción y explotación de este hospital público, el mayor de Balears.

La empresa OHL, del empresario Juan Miguel Villar Mir, recurrió la concesión ante los tribunales porque un primer informe externo del Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut) del Govern balear consideró que OHL era la mejor oferta, aunque un tribunal ha dictaminado en primera instancia que el contrato fue legal.

Noticias relacionadas

El precio de la oferta de OHL ascendía a 740 millones de euros y 635 millones de euros la de Dragados.

La comparecencia de Florentino Pérez ha sido especialmente tensa cuando ha sido preguntado por los diputados de MÉS y del PSIB-PSOE, Fina Santiago y Antoni Diéguez, respectivamente.

El empresario madrileño ha calificado de «insólita» su comparecencia, y ha exigido a la diputada Santiago que retirara sus palabras cuando le ha preguntado si mantuvo una reunión en Mallorca con Jaume Matas, en concreto en el barco del presidente del Real Madrid, en la que el expresidente autonómico le pidió una comisión de 9 millones de euros para que Dragados lograra la concesión del hospital.

«Nunca en la vida he hablado con el señor Matas, ni de esto ni de nada», ha respondido Pérez, que le ha advertido a la diputada que su honorabilidad está «por encima de todo», al tiempo que le ha preguntado qué «base legal» tiene para formular tal pregunta.

«Usted no me meta a mí en sacos donde ni quiero ni voy a estar», ha añadido el empresario, si bien la diputada le ha comentado que no se le acusa de nada.

El presidente del Real Madrid ha dicho que ha asistido gustoso a esta comparecencia, la primera vez que le ha ocurrido en su vida profesional, que nunca ha sido imputado en ningún delito y que ha sido llamado por la comisión del Parlament por el hecho de ser una persona relevante.