Este documento se registró este miércoles en el Parlament. | Jaume Morey

15

El PP no quiere que el próximo Govern tenga más altos cargos que el actual y ha presentado una ley al Parlament para impedir que el Ejecutivo entrante amplíe la nómina de consellers y directores generales.

Lo que ha presentado el PP es una enmienda a la totalidad a un proyecto de ley presentado por el PSIB.

En este documento, que se registró este miércoles en el Parlament, el artículo 53 dice textualmente que el número máximo de miembros del Govern y de altos cargos «no excederá el número máximo del Govern anterior». El documento abre la posibilidad a que este número se amplíe hasta un 10 por ciento por necesidades muy justificadas.

Uno de los aspectos más llamativos del texto es el que describe los «principios de conducta» del Govern. Se citan principios como integridad, imparcialidad, ejemplaridad y honradez, pero también aparecen cuestiones como capacidad de liderazgo, lealtad institucional y, más llamativo aún «neutralidad lingüística». El texto explica que este principio implica que el Govern ha de garantizar a los ciudadanos el derecho al uso de las dos lenguas oficiales en las relaciones con la Administración.

Los populares crean con esta ley la Oficina del Bon Govern, conflicto de intereses y régimen de incompatibilidades.