A principios de abril, la UIB acogió una feria del emprendedor, dado el auge de esta nueva figura en los últimos años. | Pere Bota

2

Motivados por la actual coyuntura económica y las nulas expectativas de contratación por parte del sector privado, además de por los recortes de la Administración, un centenar de emprendedores en Balears han decidido apostar por sus proyectos empresariales e iniciar sus propios negocios por valor de 13 millones de euros. Todos son emprendedores que han acudido al programa de ayuda en la búsqueda de financiamiento SEERF de la Conselleria d’Economia i Competitivitat, que comenzó a funcionar hace dieciséis meses.

Se trata de una herramienta elaborada por la Conselleria en colaboración con la Sociedad de Garantía Recíproca ISBA para desarrollar planes de viabilidad y de empresa, cuyo principal objetivo es ofrecer ayuda, tanto a emprendedores como a empresarios, para cumplir los criterios bancarios, así como la generación de empleo a través de la creación de nuevas empresas y del mantenimiento de las ya existentes.

En los últimos meses se han generado un mayor dinamismo entre los emprendedores ya que los proyectos asesorados por el SEERF han cuadruplicado su valor en medio año. Hace solo seis meses que el valor de las iniciativas empresariales era de 3 millones de euros, muy por debajo de los más de 13 millones actuales.