Joaquín García y José Ramón Bauzá durante un pleno reciente del Parlament. | Teresa Ayuga

24

El pleno del Parlament ha rechazado este mates, con los votos del PP, una iniciativa del PSIB-PSOE apoyada por MÉS para instar al Gobierno central a modificar la Ley de Hidrocarburos con el fin de prohibir cualquier permiso de investigación, exploración o extracción de hidrocarburos en el Mediterráneo.

La iniciativa, defendida por el diputado socialista Joan Boned, también planteaba que el informe de impacto ambiental que debe emitir el Ministerio de Medio Ambiente sobre las prospecciones en aguas próximas a Eivissa se dé a conocer antes del 31 del próximo año.

Además, se solicitaba al ejecutivo autonómico a trasladar a la Fiscalía toda la información disponible referida a la realización de sondeos sísmicos en marzo y julio de 2013 en aguas de Balears por si fuera constitutivos de delito.

La propuesta contemplaba, además, que la Cámara balear instara al Parlamento Europeo a promover la declaración de un «mar Mediterráneo occidental libre de prospecciones petrolíferas».

El diputado del PP Miguel Jerez ha defendido una enmienda de modificación de uno de los seis puntos de la iniciativa socialista.

En concreto, instaba al Ministerio de Medio Ambiente a acelerar «lo máximo posible» la emisión del informe de impacto ambiental dentro el marco del procedimiento reglado que marca la ley, aunque no ha sido aceptada por el PSIB.

El diputado David Abril, de MÉS, ha propuesto añadir tres nuevos puntos a la iniciativa, como la creación de un «grupo de presión» de todas las comunidades autónomas afectadas por las prospecciones para detener los sondeos.

Finalmente, MÉS también quería que se instara al Parlamento Europeo a rechazar el nombramiento del ex ministro Miguel Arias Cañete (PP) como nuevo comisario de Energía por su vinculación directa con el negocio del petróleo.