19

El conseller Biel Company, que ayer compareció en el Parlament para informar de las gestiones del Govern para oponerse a las prospecciones, reveló la existencia de un nuevo proyecto para buscar petróleo en Balears. Según dijo, se presentó a principios del pasado año ante el Gobierno central y la Comisión Balear de Medio Ambiente, que debe pronunciarse, todavía no lo conoce.

No fue la única novedad. Añadió que el Ministerio de Industria, a petición de sus promotores, ha reabierto el único de los proyectos que había caducado. El conseller dijo que si no se vuelve a consultar a Balears, que dirá nuevamente que no, emprenderá acciones judiciales. Es decir, que en estos momentos son cuatro los proyectos que ‘amenazan’ a aguas Balears aunque sólo uno está autorizado, el que afecta al Golfo de Valencia, y que fue aprobado cuando gobernaba el PSOE. El Govern balear informó negativamente en mayo de 2013.

Mismo técnico

El conseller hizo un tercer anuncio: leyó un informe técnico recientísimo, del pasado lunes, que concluía que aludía a unos sondeos detectados en abril de 2013 a raíz de del impacto de los ‘air guns’ (ondas sonoras producidas por disparos de aire comprimido) y que este verano desataron la polvareda política que ayer le llevó a comparecer. Según ese informe, «se registraron en aguas exteriores de Balears ruidos que indiciariamente podrían atribuirse a adquisiciones sísmicas [...] fuera del mar balear y que no tuvieron afección apreciable sobre la flora y fauna marinas de las Islas por su mínima intensidad».

El informe lo firma el mismo técnico que en julio de 2013 escribió que «tenemos pruebas de que se han realizado sondeos que ha sido audibles en el mar balear»