0

El PSIB ha cuestionado la efectividad de la ordenanza cívica de Cort y ha calificado de «campaña demagógica» el balance de su aplicación dado a conocer ayer por el gobierno municipal, ya que «no soluciona los problemas de la Playa de Palma» y se «ha renunciado a aplicarla en toda la ciudad».

El concejal socialista Andreu Alcover ha explicado en una nota de prensa que «las 206 multas por consumo de alcohol entre el 10 de junio y el 20 de agosto representan una media de 3 multas diarias», lo que considera «un resultado muy flojo» si se tiene en cuenta «la dimensión del fenómeno en la Platja de Palma».

«Si eso es un éxito, que se lo hagan mirar», ha ironizado el concejal, quien ha añadido que las multas de las que ahora «presume» el gobierno municipal se podían poner con la normativa anterior, mientras que los números, en atención a «la realidad» de Platja de Palma, «no son para tirar cohetes», ha manifestado.

El mismo cálculo se puede realizar con el resto de denuncias, ha precisado el socialista, para quien el gobierno del alcalde de Palma, Mateo Isern, se ha centrado en Platja de Palma «para poder vender que han hecho alguna cosa», aunque la realidad, ha advertido, es que problemáticas como la venta ambulante lejos de desaparecer «son el pan de cada día en la Platja de Palma y proliferan en el centro histórico».

Los socialistas han mostrado su oposición a una ordenanza que no soluciona los problemas de convivencia en la ciudad y que persigue toda actividad en la calle y marginaliza todavía más a los colectivos más vulnerables.

En otro asunto, el grupo municipal del PSIB ha denunciado «la pasividad de Cort» para eliminar el vertedero ilegal en el área protegida de Es Carnatge, ya que no ha ordenado su limpieza.

«No sólo se trata de un área de protección especial, sino que es un lugar con mucha afluencia durante los meses de verano. El Ayuntamiento no se puede permitir la pasividad que está demostrando», ha afirmado la regidora socialista Maribel González.

La existencia de los escombros fue comprobada por los regidores del PSIB-PSOE Maribel González y Antonio Donaire en una visita a la zona en agosto.

Los socialistas ya presentaron diversas propuestas a la junta municipal de distrito en junio en las que reclamaban al equipo de gobierno mejoras en el mobiliario urbano del paseo y la eliminación de este vertedero ilegal a una zona de alta protección medioambiental.

Desde entonces, si bien se han realizado algunas de las mejoras reclamadas por los socialistas, no se ha hecho nada para eliminar el vertedero y limpiar la zona, ha añadido la regidora del PSIB.