Imagen de la sala de control de realización de programas en la sede de IB3 Televisió. | TOLO MERCADAL

39

Polémica en IB3 un día después de adjudicar a Paraula, una entidad próxima a la Obra Cultural Balear (OCB), el servicio de asesoría lingüística de los informativos de la cadena: la mesa de contratación citó urgentemente al representante de la entidad, Joan Gelabert, para «aclarar» unas declaraciones recogidas por este periódico.

En una conversación con Ultima Hora, Joan Gelabert, filólogo y presidente de la única entidad que optó al servicio lingüístico, explicaba que se había creado una «polémica artificial» en torno a la posibilidad de utilizar el artículo ‘salat’ en los informativos y añadía que «naturalmente no es científico salar en el lenguaje de la televisión pública» y que los criterios que defendería serán «científicos». Además, recordaba que en ningún punto del pliego de condiciones se planteaba la posibilidad de cambiar el registro. Añadió que respetaría las modalidades.

Noticias relacionadas

Tiempo y deporte

IB3 hizo público un comunicado en que se indicaba que «ante la necesidad de resolver esas contradicciones, la mesa ha convocado a Joan Gelabert durante el día de mañana [por hoy viernes] con la voluntad firme de conocer los términos exactos de la oferta y si se ajustan o no a la documentación que forma parte del expediente de contratación».
Según el ente público, «hay que recordar el compromiso por escrito de esta asociación para aplicar tanto el ‘Libro de estilo de IB3’, como el Mandato Marco y su posterior desarrollo a través del acuerdo del Consejo de Dirección, de 13 de mayo de 2014».

Fuentes de IB3 precisaron ayer que estos acuerdos son los que el director general explicó al Parlament y que pasan por utilizar el ‘salat’ en el tiempo de los deportes, la información meteorológica y en las desconexiones.