Chiqui de Sintas, con gesto serio al inicio de la rueda de prensa. | Jordi González

21

El alcalde de Ciutadella ha oficializado poco antes de las once de la mañana de su dimisión, que venía anunciando desde el pasado miércoles, como “responsabilidad”, por el accidente ocurrido en Es Pla durante las fiestas de Sant Joan, que acabó con la vida de una turista catalana. Minutos antes, en una comparecencia pública, arropado por su equipo de gobierno, De Sintas ha explicado los motivos de la renuncia: “Presento la dimisión como alcalde y de mi acta de concejal”, como un acto de “responsabilidad” y “obligación”, consciente que con su decisión “no se va a recuperar una vida” y que “una vida no vale un cargo”.

Asimismo sin eludir ninguna responsabilidad, y asumiendo “mi parte de culpa”, De Sintas espera que su dimisión sirva “para dar valor al problemas que tenemos en Es Pla desde hace ya años”, y espera que “a lo mejor esta dimisión sea un paso más para mejorar Es Pla”. En este sentido, el que ha sido alcalde de Ciutadella durante tres años aboga "por encontrar una solución" que resuelva las actuales deficiencias en las fiestas de Ciutadella.

El exalcalde aseguró que él “es el responsable de la seguridad en las fiestas”, así como “de la Protección Civil y los voluntarios que dan la cara” por Sant Joan, y pese a que el Ayuntamiento había recibido el apoyo tanto del Govern balear como el central, “no ha sido suficiente”, para evitar que las fiestas acabaran con una víctima mortal: “Hay que ser críticos, y tal vez las cosas no se han hecho bien”, ha asegurado. Por todo ello, pide de cara a las futuras ediciones de las fiestas “una mayor implicación” del resto de las administraciones y que se tomen serias medidas para “afrontar la masificación”.

José María de Sintas, durante la multitudinaria rueda de prensa con más de 15 periodistas, ha tenido una mención especial para los funcionarios, a quienes ha agradecido la labor desempeñada en el Ayuntamiento. Precisamente cuando se ha referido a los empleados público, De Sintas no ha podido contener la emoción y se ha derrumbado.

También ha agradecido “a los partidos por ayudar a mejorar Ciutadella”, y “en especial a UPCM y a Joan Triay por las muestras de afecto personal durante estos días”.

Al finalizar la rueda de prensa, el alcalde ha firmado su dimisión, y acto seguido ha recorrido el Ayuntamiento para despedirse de los funcionarios. La hasta ahora teniente de alcalde, Francisca Marquès asumirá la alcaldía en funciones hasta que se celebre el pleno de investidura.