Miquel Socías (segundo izq.) presidió por primera vez la junta de Opmallorcamar. | Jaume Morey

8

La Lonja de Pescadores Opmallorcamar busca un pacto con los hoteleros para promocionar el pescado fresco de la Isla, algo que nunca en la historia se ha conseguido. Miquel Socías, presidente de la entidad, destacó ayer que es el objetivo más importante es «comercializar al máximo» el producto.

Las conversaciones con los hoteleros comenzarán pasada la temporada y también se harán gestiones para llegar a importantes acuerdos con los restauradores, afirmaron fuentes de Opmallorcamar tras al Junta Genera Anual celebrada ayer en la Casa del Mar.

La Lonja de Pescadores cerró el balance de 2013/2014 con un volumen de capturas «estable» –explicó Socías–, que se sitúa en torno a las 2.600 toneladas de pescado, lo que supone una facturación global de 15 millones de euros al año.

Socías lamentó que «el pescado está más barato que hace seis años e, incluso, diez años».
Es el caso de la langosta, la escasa demanda baja también el precio. «Resulta muy fácil cocinar carne, el pescado resulta un poco más complicado y, sin embargo, es difícil de entender que en Mallorca haya bajado tanto el consumo de pescado fresco, de calidad».

Un producto para el que no hay competencia: «El pescado congelado no es competencia para nosotros, quien compra pescado fresco es fiel al producto».