Mateo Isern, Teresa Palmer, Margalida Durán y José Ramón Bauzá, el lunes, en una actitud muy distendida.

La secretaria general del PP nacional, Dolores de Cospedal, ya ha sido informada del grave enfrentamiento que existe entre José Ramón Bauzá y Mateo Isern pero no intervendrá «de momento», según han asegurado cargos de la dirección del partido en las Islas. El PP de Madrid confía en que las tensiones se puedan superar y que tanto Bauzá como Isern puedan repetir como candidatos al Govern y al Ajuntament de Palma, respectivamente.

En Génova, respaldan sin fisuras al president del Govern y valoran tanto el trabajo de regeneración interna que ha hecho en el partido como la gestión institucional que está llevando a cabo en el Ejecutivo balear. Todas las fuentes confirman que es Bauzá quien manda y él es el interlocutor con la dirección del PP.

Por esta razón, los 'populares' de Madrid han decidido no tomar cartas en el asunto por ahora ya que confían en que las discrepancias se puedan resolver de aquí al otoño. Lo que sí tienen claro es que en Madrid consideran que Isern es el mejor candidato posible a la Alcaldía de Palma y que las encuestas le avalan.

Noticias relacionadas

Qué puede pasar

Entre los 'populares' de Palma nadie se atreve a aventurar qué puede pasar si Bauzá persiste en su rechazo a Isern y, sobre todo, qué pasará si la Junta Local de Palma propone a Génova otro candidato que no es Isern.

En el PP no quieren hablar por ahora de candidato alternativo pero se sabe que José María Rodríguez ya tiene un 'plan B' si se da el caso. El nombre de Sandra Fernández suena con fuerza, pero el presidente del PP de Palma se niega por el momento a mencionar posibles candidaturas alternativas a las de Bauzá.

Y en medio de la crisis abierta entre Bauzá e Isern, el PP balear celebra el sábado de la semana que viene una convención para diseñar el programa específico de las Islas a las elecciones europeas. Eso implica que Dolores de Cospedal o uno de sus vicesecretarios generales, se desplazará a Palma para cerrar el encuentro de los populares de las Islas. La convención tenía que haber sido el sábado pasado, pero no se pudo hacer por problemas de agenda de los dirigentes nacionales del partido.