31

La Conselleria de Salut ha pagado un total de 29.218.957 euros en 2013 por derivación de pacientes a las clínicas privadas de las Islas (con y sin ánimo de lucro), para aligerar la lista de espera en visitas especializadas, en intervenciones quirúrgicas o en pruebas diagnósticas.

El gasto de la actividad concertada (con Sant Joan de Déu, Creu Roja, clínicas privadas y clínicas especializadas en interrupciones voluntarias del embarazo) ha aumentado un 18,32 % en 2013 con respecto al año anterior, pero ha bajado un 21,8 % con respecto a 2010, año en el que la derivación se incrementó y aumentó el gasto hasta los 37.368.077 euros.

El conseller de Salut, Martí Sansaloni, afirma que «hemos incrementado la actividad en la sanidad pública», combinada con las derivaciones a las clínicas privadas, lo que ha supuesto un decrecimiento de las listas de espera que ha sido posible «gracias al esfuerzo de los profesionales y el incremento del rendimiento en los quirófanos».

De hecho, según los últimos datos que baraja la Conselleria de Salut, el IB-Salut ha reducido un 20,34 % en el último año el número de pacientes que estaban pendientes de una intervención quirúrgica, situándose en 14.140 personas a 31 de diciembre de 2013, 3.610 menos que el año anterior.

Por otra parte, la actividad en los centros concertados ha sido menor en el último año con respecto a 2012 (ver gráfico), excepto en el número de estancias hospitalarias que han pasado de 8.849 en 2012 a 10.800 en 2013.

Los datos de actividad de los hospitales concertados con el IB-Salut dista mucho de la que se llevaba a cabo en 2010, de hecho, las primeras visitas han bajado un - 60,4 % pasando de 52.936 en 2010 a 20.953 en 2013; mientras que las intervenciones quirúrgi