Varios representantes del PSIB, frente al Tribunal Constitucional de Madrid. | OLGA QUINTANILLA

39

El modelo de educación trilingüe de Balears ya está en los tribunales. El Tribunal Constitucional ha aceptado estudiar el recurso que presentó el PSOE y ha dado 15 días al Govern para que presente alegaciones.
El recurso de los socialistas, que fue promovido desde el PSIB y asumido por la dirección federal, no incidía en cuestiones lingüísticas sino en el procedimiento utilizado para su aprobación, un decreto ley que eludía un auto del suspensión previo del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB).


Fuentes del PSIB mostraron su satisfacción ya que superan la primera traba de un proceso que aún se puede alargar en el tiempo. Afecta a la aplicación del decreto en este curso.

El recurso se presentó el 4 de diciembre del pasado año, cuando los socialistas ya habían agotado todas las vías políticas. La portavoz del grupo parlamentario socialista, Soraya Rodríguez, acompañó a Francina Armengol y a Francesc Antich a presentar el recurso para que se visualizara su apoyo. El recurso iba firmado por 62 senadores del PSOE.


«Hemos presentado este recurso -dijo ese día Francina Armengol- en respuesta a un sentimiento mayoritario de la comunidad educativa y para salvaguardar el derecho constitucional a la educación».
Al margen de lo que decida el Constitucional, el PSIB ha anunciado su compromiso electoral de derogar el decreto de trilingüismo si tiene mayoría para gobernar después de las elecciones del próximo año.