Fotografía de archivo de la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín, tomada el 25 del Noviembre de 2012. | Efe

30

El escrito del fiscal reitera la inocencia de la Infanta de un delito fiscal y pone en cuestión los argumentos del juez Castro para imputarla. Horrach insiste en que bajo ninguna de las posibilidades que maneja el magistrado, Cristina de Borbón habría defraudado más de 120.000 euros. Incluso afirma que, según los razonamientos de Castro, Urdangarin y su mujer habrían pagado más a Hacienda de lo que el magistrado les reclama.


LOS DIVIDENDOS
«La conclusión del auto es radicalmente errónea e irrelevante»
El juez Castro esgrimía que Aizoon jamás habría repartido beneficios y que, de esa manera Iñaki Urdangarin y la Infanta dispusieron de dinero que no tuvieron que declarar en el IRPF. Este hecho es «irrelevante» para el fiscal ya que las cuotas no superan el límite de un delito contra Hacienda al no llegar a los 120.000 euros. A mayores señala que el instructor no fija la cantidad defrauda supuestamente y señala que hacer ese cálculo es una operación sencilla: «¿Por qué no lo hizo el instructor?», se pregunta.

Noticias relacionadas


GASTOS PERSONALES
El fiscal afirma que tienen una «nula relevancia penal»
El hecho de que la infanta Cristina de Borbón utilizara fondos de Aizoon a sabiendas para pagar gastos personales tiene «nula relevancia penal» para el fiscal que añade: «No dudo que dicho conocimiento es compartido por el juez instructor». El propio Castro en su auto afirmaba que era improbable que por ese motivo se superaran los 120.000 euros.

LAS FACTURAS
Los inspectores de Hacienda cumplieron órdenes de Castro
Sobre tres facturas que cruzaron las empresas tapadera de Urdangarin y Diego Torres, Pedro Horrach afirma que Castro fue quien ordenó a los técnicos de Hacienda hacer un cómputo alternativo. En un primer momento estos 69.990 euros se contaron como parte del IRPF que Urdangarin pretendía evitar, no como ganancias de Aizoon que se entendió que era una sociedad pantalla. José Castro ordenó que se hicera un cálculo sobre qué hubiera pasado si las hubiera tenido que declarar la empresa y así incluir a la Infanta.

EMPRESAS
«Servicios personalísimos» de Iñaki Urdangarin
El fiscal insiste en que el dinero que el duque de Palma recibió de distintas empresas es un servicio «personalísimo» suyo. Aunque lo ingresara Aizoon el dinero en realidad lo generaba él, por lo que él lo tendría que declarar como IRPF y por eso le imputa dos delitos fiscales. Por lo tanto, descarta las hipótesis del juez Castro de que podrían ser ingresos también de la Infanta a través de Aizoon.