Un momento de la celebración de la patrona de la Infantería. | Jaume Morey

14

Presidido por el comandante general de Balears, Casimiro Sanjuán, ayer tuvo lugar la tradicional celebración de la Inmaculada Concepción, patrona del Arma de Infantería y del Cuerpo Jurídico Militar, en el acuartelamiento Jaime II. Ante unos mil invitados, el coronel jefe del Regimiento de Infantería Palma 47, Joaquín Moreno, pidió a la patrona que diera «luz a los gobernantes para que vean el camino de hacer que esta época pase pronto».

Moreno también demandó comprensión a los presentes: «Quiero agradecer a nuestras familias su comprensión... Soy consciente de que vivimos una época de austeridad, de crisis y que muchos llegáis muy ajustados a final de mes».
Moreno recordó al coronel Juan Pradillo Lozano, «un héroe de la Guerra de Ifni-Sáhara», que vivió en Palma y murió este año.

A las 11.00 horas se celebró una misa en el salón de actos del edificio de la Guardia Real en el mismo acuartelamiento. Al acabar, a las 12.00 horas, comenzó el acto oficial, que contó con el reconocimiento al comandante Alzamora, que pasa a la reserva, la imposición de 35 condecoraciones, el homenaje a los caídos y un desfile. Entre las autoridades civiles que asistieron al desfile, estaban la presidenta del Parlament, Margalida Durán; la cdelegada del Gobierno, Teresa Palmer; el alcalde de Palma, Mateu Isern; el vicepresidente del Govern, Antonio Gómez; y la presidenta del Consell, Maria Salom.
Otras autoridades militares presentes en el acto fueron el general y ex JEME, Fulgencio Coll; los jefes del Sector Naval y Aéreo, Roberto Ortiz y Julio Ayuso, respectivamente; el delegado de Defensa, Roca-Teigel; el jefe superior de Policía, Antonio Emilio Jarabo; el jefe de la Policía Local de Palma, Nicolás Herrero; y el teniente coronel Orante, de la Guardia Civil, entre otros.