Una de las últimas protestas de docentes frente a Educació. | MONTSERRAT T DIEZ - EFE - EFE

47

Una exmaestra, Xisca Tous, ha organizado un 'Peregrinaje de libertad y amor' con el objetivo de «sensibilizar a la gente del pueblo, desde el pueblo». «Quiero ser un granito de arena en la acción. No me puedo quedar quieta con todo lo que está lloviendo», asegura esta padrina.

El peregrinaje, organizado junto a la Assemblea de Docents, se realizará en carro, donde Xisca Tous y otras dos padrines irán de pueblo en pueblo durante 14 días. Se vestirán de verde y en cada municipio expondrán el porqué de esta iniciativa.

Esta mujer, de 63 años, decidió hace una década dejar la docencia para dedicarse a «otro proyecto de vida». «No estaba decepcionada de la enseñanza -asegura-, creía en lo que hacía, pero decidí vivir en el campo junto a mi marido y dedicarme a tener animales y cultivar un huerto».

Pero la situación actual de la educación ha soliviantado su conciencia, que nunca estuvo dormida: «Estoy realmente preocupada por lo que está pasando y he tenido este impulso, como forma de apoyar a los docentes en su marcha verde».

Insiste en que se dirigirán especialmente a las padrines para que «abran los ojos ante todo lo que está sucediendo, porque es muy grave y es sólo la punta del iceberg». «Me duele -añade- porque nuestra generación lucho mucho por construir un espacio de democracia, por tener unos derechos laborales, una lengua propia y ahora todo eso se está viniendo abajo».

Más que nada asegura que «no quiero hacer juicios de valor, ni condenar a nadie ni buscar malos, pero quiero pedir a los padrins y padrines que abran los ojos y sean conscientes de lo que hay, somos nosotros los que nos hemos de mirar». «Mi mensaje es de amor y libertad, de conciliación, para que se construyan puentes de diálogo, no voy contra nadie ni quiero enfrentamiento con nadie. Porque no podemos contestar la regresión con agresión, tenemos que actuar desde la responsabilidad y la libertad», repite.

Sobre la lengua, entiende que «debe ser el latido de nuestro corazón y la tenemos que querer sobre todo, pero las demás lenguas nos enriquecen, desde luego, y es bueno su aprendizaje cuando se está preparado para ello».

En este sentido, asevera que «los docentes son los que saben más de educación y les hemos de escuchar y mimar. No pueden trabajar sin libertad».

El viernes

El peregrinaje en carro -«lento y símbolo de perseverancia»- empezará el viernes desde la Colònia de Sant Pere y terminará en Sineu el 6 de diciembre, donde hay prevista una concentración de carros. En cada municipio las AMIPA les habrán organizado algún acto, como una visita al ayuntamiento, a una biblioteca, teatro o plaza.