La investigación judicial se centra en si la Infanta se benefició a sabiendas de las actividades irregulares de Nóos. | Efe

1

El juez Castro y la Agencia Tributaria amplían el cerco a la infanta Cristina. El magistrado autorizó ayer a dos funcionarios de Hacienda a que pidan a tres entidades financieras los extractos de los movimientos de seis cuentas bancarias propiedad de Aizoon, la empresa cuya titularidad compartían la hija del Rey y su marido, Iñaki Urdangarin.

El magistrado ya había solicitado a la Agencia Tributaria información sobre esas cuentas, abiertas en el BBVA, La Caixa y Privat Bank Degroof, ésta última una entidad especializada en la gestión de patrimonios. La novedad es que ahora autoriza a los funcionarios a que pidan datos mucho más detallados y a que accedan a los movimientos concretos y a que reciban información del destino de los fondos que salían de estas cuentas. Se trata de comprobar si la Infanta tuvo acceso o se benefició de alguna manera de ese dinero de Aizoon cuyo origen en parte se encuentra en las actividades del Instituto Nóos con los gobiernos de Balears y la Comunitat Valenciana.

La petición del juez no guarda relación directa con el hallazgo de una transferencia de 150.000 euros realizada desde la mercantil Aizoon a una cuenta conjunta de la pareja en diciembre de 2006 que se conoció ayer. Sí que es otro paso más dentro de la investigación en la que el magistrado está inmerso para esclarecer qué participación pudo tener la Infanta en el entramado del ‘caso Nóos’. Cristina de Borbón realizó gastos con una tarjeta de crédito de Aizoon por valores inferiores a 700 euros.

El resultado de todas estas pesquisas podría llevar a que el juez volviera a poner en marcha la declaración como imputada de la hija del Rey que lleva en suspenso desde el pasado mes de mayo. La Audiencia abortó en ese momento la declaración de la Infanta al entender que no había indicios suficientes para imputarla, sin embargo, indicaba al magistrado instructor que debía investigar si había participado en un posible blanqueo de capitales. En esta línea, el juez tendrá que decidir en las próximas semanas si archiva definitivamente la causa para ella o bien si la hace comparecer ante él.