Aurelio Vázquez, presidente de la Federación Hotelera.

86

La Federación Hotelera Empresarial de Mallorca (FEHM) considera un «error mayúsculo» legalizar el alquiler turístico de viviendas en edificios residenciales familiares -las viviendas de las zonas urbanas- porque esto supondría un aumento «inasumible» del número de turistas y «ahondar» en la «opacidad fiscal y la economía sumergida».

Los hoteleros de Mallorca advierten de que permitir estos alquileres conlleva modificar el modelo turístico actual, aumentar la estacionalidad turística, bajar el gasto medio de los turistas, una sobrecarga medioambiental y de las infraestructuras públicas y la pérdida de la calidad y la seguridad del producto.

El presidente de la FEHM, Aurelio Vázquez, ha señalado durante una rueda de prensa que esta legalización supondría que «cualquier cosa con un techo y unas paredes serviría» para alojar turistas y que se emplearía el suelo residencial -como un edificio de la calle General Riera de Palma- para convertirlo en uso turístico.

Noticias relacionadas

Vázquez se ha opuesto a un «desarrollismo turístico salvaje» y ha abogado por la actual regulación existente y por ofrecer un servicio de calidad a los turistas que vienen a las islas.