Imagen de archivo de una carrera de trote en el hipódromo de Son Pardo. | P. Pellicer

8

El retraso en la puesta en marcha de la Lototrot y Promotrot provoca que el Govern esté dejando de ingresar más de 20 millones de euros al año, según indica la multinacional Sleic, que quiere impulsar de nuevo esta quiniela hípica en Balears, para lo cual presentó al Ejecutivo autonómico en mayo de 2012 un proyecto con un amplio estudio económico.

La reducción de los ingresos por juego en los dos últimos años es una cuestión en la que incide Sleic, cuyos representantes van a a mantener en breve una reunión con el Govern para desbloquear la actual situación, al estar el proyecto parado más de año y medio.

Proyecto

El asesor de Sleic en Balears, Justiniano Salvador, incide en el hecho de que el retraso perjudica a las arcas autonómicas, al propio sector del juego y a la actividad económica.

Salvador apunta que la «la inversión inicial prevista por Sleic es de más de 27 millones de euros en las Islas, pero en el caso de que no se resuelva este tema a corto plazo, es muy probable que se opte por hacer esta inversión en otras autonomías que sí están buscando nuevos inversores».

La propuesta de Sleic consiste en la instalación de terminales provistas de los sistemas de juego Lototrot y Promotrot en bares, cafeterías, salones de bingo, salones de juego, hoteles, casinos, hipódromos, así como en resto de locales autorizados.

La cantidad prevista de terminales es de 2.000 en Mallorca, 350 en Eivissa y 350 en Menorca. La inversión total de este proyecto, según sus promotores, superará los 27 millones de euros. La empresa afirma que si el Govern da el visto bueno a su propuesta, «la lotería hípica estaría operativa en Balears en menos de tres meses, generando además unos 300 puestos de trabajo, entre directos e indirectos».