20

Los Agentes de Medio Ambiente interceptaron el pasado fin de semana once piezas de pesca, siete de ellas meros, capturadas ilegalmente en aguas del Parque Nacional de Cabrera por dos buceadores con fusiles, a quienes se sancionará por navegar en la reserva, pescar en ella y realizar capturas de tamaño ilegal.

El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha asegurado que lo ocurrido es «una actividad totalmente prohibida», y se ha comprometido a que sobre los infractores «recaerá todo el peso de la ley».

Los hechos ocurrieron el pasado sábado, sobre las 19.00 horas, cuando los agentes de Medio Ambiente destinados al Parque Nacional de Cabrera detectaron una embarcación en la reserva integral, en la zona de Santa María con once piezas de pesca, algunas de las cuales estaban aún vivas pero sin posibilidad de recuperación.

Los peces habían sido capturados de forma ilegal por dos buceadores equipados con fusiles, ha informado la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio en un comunicado.

Los Agentes de Medio Ambiente, en colaboración con el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, también intervinieron a los infractores una nevera, fusiles y material diverso de submarinismo, así como un peso para ocultar las capturas en el fondo el mar.

En total, fueron intervenidos 7 meros (de entre 65 y 22 centímetros), 2 escorballs (de unos 50 centímetros), una serviola (de 53) y una oblada (de 25).

Las capturas se entregaron a los inspectores del Servicio de Recursos Marinos de la Conselleria para tramitar las certificaciones oportunas y posteriormente se dieron a la beneficencia.

Los Agentes de Medio Ambiente han abierto el acta de denuncia por la presunta comisión de tres infracciones: navegación en zona de reserva integral, pesca submarina en el Parque Nacional de Cabrera, y pesca de peces de tamaños inferiores a las legalmente permitidas.

El acta será remitida a las direcciones generales de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático y de Medio Rural y Marino, donde se tramitarán los correspondientes expedientes sancionadores.

«No hay que tener compasión porque lo han hecho porque querían y sabiendo perfectamente lo que hacían y que está prohibido, así que deben saber que desde la Conselleria no se les dará ninguna facilidad», ha afirmado el conseller Company, en declaraciones a Efe.

El conseller considera que Cabrera es «la joya de la corona» en protección medioambiental en Baleares por lo que hay que cuidar el parque. «Hay que demostrar a la gente que no vamos a ir de bromitas», ha recalcado.

«Las instrucciones que tiene nuestra gente son que vamos a ser muy duros y para ello hemos potenciado un convenio que tenemos con la Guardia Civil, así que a quien pillemos practicando estas actividades se tiene que preparar», ha insistido Company.

El responsable de Medio Ambiente ha recordado que este verano se ha reforzado la vigilancia de la reserva marina y la atención a los usuarios del parque con la incorporación de dos patrones de embarcación y de una nueva barca neumática cedida por el Ayuntamiento de Palma.

Con ésta incorporación, son cuatro las embarcaciones de este tipo de que dispone el Parque para llevar a cabo estas tareas. «Yo creo que tenemos los medios suficientes para que se le caiga el pelo a quien se atreva a hacer cosas que no debe», ha señalado Company.